Ctra. de Ricla, KM. 43: : 50.100 La Almunia de Doña Godina:: Zaragoza
   
Inicio
  El hotel
  Habitaciones
  Tarifas
El Restaurante
  Nuestros platos
Dónde encontrarnos
Contacto
Turismo
  En el municipio
  En sus alrededores

 


Teléfono
976 81 26 96
E-Mail
reservas@hotelbodega.es

 

   


Las obras de la iglesia se comenzaron en el año 1954, según constasen el libro de fábrica conservado y en otros documentos. Los planos corresponden al arquitecto zaragozano Julián Yarzay Ceballos (1754), uno de los seguidores de Ventura Rodríguez en Aragón.

Ésta diseñada como iglesia de tres nave s, en las que la planta central presenta mayor altura y anchura que las laterales, como es típico en este estilo arquitectónico; el crucero está alineado en planta y el presbiterio se diseñó para alojar el coro en la cabecera, tras el altar.

A ambos lados del tramo del prebisterio se disponía, a la izquierda la sala capitular y la sacristía y a la derecha la capilla del Santísimo.



La ermita de “Nuestra Señora de Cabañas” es el único vestigio de la población medieval de “Cabañas” situada en el monte llamado “La Cuesta”, próxima a la orilla derecha del Jalón y cercana a la vía romana que unía Bílbilis Y Cesaraugusta.

El origen de “Cabañas” es muy antiguo, posiblemente fue mansión romana; posteriormente consta que fue asentamiento agrícola musulmán y poblado medieval.






 


El museo parroquial de La Almunia de Doña Godina encierra en su interior parte de la historia de este pueblo . Entrar en sus dependencias significa volver la vista atrás, hacia un pasado en el arte tuvo una gran importancia, como así se refleja en la gran cantidad de obras escultóricas y pictóricas que embellecen este espacio, fruto de la religiosidad de sus gentes y de las donaciones realizadas por familias nobles que quisieron dejar constancia de su fe y de su poderío económico.

El museo expone en su interior todo tipo de obras de arte sacro: escultóricas, pictóricas, grabados, orfebrería y vestimenta cuya cronología data desde el siglo XVIII al siglo XX .



Construcción formada por dos plantas, la planta baja fue construida en mampostería señalando puertas, ventanas y esquinazos con piedra sillar. El piso superior fue completamente transformado en el siglo XIX y actualmente, el muro es de tapial forrado de ladrillo. En el siglo XVI debió de ser de piedra y probablemente existió un tercer piso a manera de torre defensiva, ya que se conserva el arranque de una escalera de caracol.

La fachada está realizada sobre muro liso, decorada con una puerta en forma de arco apuntado y con dos escudos representativos de la Orden que vivió en este palacio: la cruz y el águila de San Juan.

 
© Hotel Restaurante La Bodega. Todos los derechos reservados